Nikon D5000, de vuelta en casa

Hace sólo unos minutos que he pasado a recoger la D5000 por mi casa. Esta tarde la trajeron de vuelta por mensajería express. Como recordaréis, el sábado pasado la D5000 dejó de funcionarme súbitamente.

Así que por una parte contento de volver a tenerla en casa (en menos de una semana). Aunque me costó un poco, finalmente Nikon se portó y no tuve que pagar nada por enviar la cámara a reparar. Sin embargo, me aseguraron que la reparación iba a consistir simplemente en un ajuste electrónico, conectando la cámara a un ordenador. No hacía falta desmontarla, me prometieron.

O mucho me equivoco, o me temo que no ha sido así. En los tornillos de la parte inferior de la cámara, que están pintados de color negro, se observa que ha habido “manipulación”, pues la pintura está ligerísimamente pelada en la parte de la cruz, donde encaja el destornillador. Esto me disgusta bastante por dos razones:

  1. Me mintieron: sí que hacía falta desmontar la cámara.
  2. Nadie me asegura que las condiciones en las que se haya llevado a cabo la reparación hayan sido las óptimas.

En fin, poco más puedo hacer. Lo que está claro es que si vuelvo a tener problemas en el futuro con esta cámara, va a ser Nikon la que salga perdiendo.

No te pierdas...
ADDA

Rescato una foto tomada en Abril de 2011, coincidiendo con la inauguración del ADDA (Auditorio de la Diputación de Alicante).

Leer Más
Gracias por tu Voto!

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Valoración: 0 / 5. Votos: 0

Suscríbete si te ha gustado
No te pierdas mis nuevos artículos!

Introduce tu email para suscribirte y recibir mis nuevas publicaciones cómodamente. No envío spam ni comparto tus datos con terceros.

Sobre el autor de este artículo
Fernando Prieto
Fernando Prieto

Soy un fotógrafo autodidacta, desde el año 2007, que persigue su sueño de vivir de aquello que le apasiona: la fotografía, la montaña y los viajes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.