P7240541-tramuntana-desde-puig-campana

La Serra de Tramuntana desde el Puig Campana

Son las siete menos cuarto de la mañana. El Sol está a punto de aparecer sobre la brumosa línea que dibuja el Mediterráneo, por encima de la Serra de Bèrnia. En una postura un tanto incómoda, estoy parapetado sobre una roca, en la cumbre del Puig Campana, con la cámara apoyada sobre mis bean bags. Pero no noto nada, ni siquiera el viento que me zarandea. Con una expectación máxima, oteo el horizonte a través del visor de mi réflex, a la espera de que se produzca el milagro…

 

Los antecedentes

Antes de desvelar el resultado de esta pequeña locura, me gustaría poneros en antecedentes, y es que esta imagen es fruto de una larga historia.

Como ya sabéis los que me seguís en mi otro blog, LinkAlicante (donde hablo de rutas de senderismo y fotografía), en Abril de 2016 conseguí fotografiar la Serra de Tramuntana de Mallorca desde La Sierra de Aitana de Alicante, superando de forma visual una distancia de casi 300 kilómetros. Un mes después conseguí obtener la imagen inversa, fotografiando las montañas de Alicante desde el Puig de Galatzó. Estas imágenes fueron posibles, como os contaba en aquellos artículos, gracias a la influencia del fotógrafo mallorquín Marcos Molina, un gran experto en este tipo de imágenes, al que sigo desde hace años, y a día de hoy cuento entre mis amigos.

Por otra parte, gracias a que me dedico desde hace años a la fotografía de paisaje, soy conocedor de los diferentes ángulos (el denominado azimut solar) que va adoptando el Sol a lo largo del año, desplazándose hacia el norte en verano, y hacia el sur en invierno (observado desde el hemisferio norte). Gracias a estas variaciones del azimut solar, podemos elegir el momento adecuado del año para tomar una fotografía situando el Sol en el paisaje, a nuestra conveniencia.

 

Alineación Solar con Tramuntana

Hablando con Marcos, experto conocedor de estas cuestiones, sabía que hoy era el día elegido para conseguir fotografiar una alineación Solar con Tramuntana: si las condiciones de visibilidad lo permitían, sería posible fotografiar dos picos de la mallorquina Serra de Tramuntana: la Mola de s’Esclop (926 msnm) y el Puig de Galatzó (1.027 msnm), enmarcados por el disco solar.

grafico-tramuntana-campana-01
Gráfico de la visualización prevista Puig Campana – Tramuntana

Estos picos, pese a no ser los más altos de Tramuntana, sí que son los más fáciles de observar desde Alicante, debido a su altura y mayor cercanía: 258 kilómetros desde el Puig Campana (1.410 msnm).

puig-campana-finestrat-font-moli-03
Vertiente sur del Puig Campana al amanecer, hace unos años.

Como siempre, para la preparación de este tipo de imágenes, nos apoyamos en la fantástica herramienta de Ulrich Deuschle, que genera simulaciones virtuales de las panorámicas. Estas simulaciones son muy útiles, ya que nos permiten averiguar si una observación es posible, además de conocer de antemano el aspecto que tendrá. Podemos ver la simulación generada para esta toma, a continuación. En ella se aprecian los dos picos antes mencionados, en color azul en el centro de la imagen: la Mola de s’Esclop a la izquierda, y el Puig de Galatzó a la derecha:

Simulación de la vista de Tramuntana desde el Puig Campana
Simulación de la vista de Tramuntana desde el Puig Campana

Lo especial de la fotografía que pretendía realizar en este caso, como decía antes, radica en el hecho de la alineación solar,  de forma que los dos picos aparecerían dentro del disco solar, a modo de “eclipse” Sol-Montañas.

 

Aspectos a tener en cuenta

Poder realizar la toma planificada de Tramuntana desde el Puig Campana, significaba que debían cumplirse unos requisitos:

  • Condiciones de visibilidad relativamente buenas, lo cual es complicado en el mes de Julio, debido a las brumas generadas por el calor, posible presencia de polvo, etc.
  • Estar a las 6.45 en la cima de la montaña. Eso implicaba pernoctar en la cima, o bien subir de noche. Finalmente escogí la segunda opción, ya que me permitía hacer la ascensión con menos peso, eliminando el material necesario para pernoctar.
  • Utilización de un teleobjetivo. En mi caso, tenía claro que iba a utilizar el Tamron 70-300, que me aporta una calidad de imagen decente, con un peso muy moderado (450 gramos), siendo esto último una gran ventaja para fotografía de montaña. Además es un objetivo muy económico (alrededor de 100 euros hoy en día). Siendo mi cámara una Nikon APS-C, la focal máxima equivalente es de 450 mm (debido al factor de recorte), lo que me proporciona un buen acercamiento a estos motivos tan distantes.

 

Y llega el “Día D”

A eso de las 3:00 horas, inicio la ascensión desde la cara norte del Puig Campana. De esta forma, el desnivel a superar es algo menor: 800 metros positivos.

nocturna-puig-campana-alicante-P7240536
El Puig Campana, justo antes de comenzar la ascensión

Aproximadamente a las 5:20 horas llego al Bancal del Moro, y consciente de que voy sobrado de tiempo, me tomo la última parte con mucha calma. En la cima sopla un viento bastante molesto, que podría entorpecer la toma con trepidaciones. Me alegro de no haber cargado el trípode, pues además de suponer un peso extra, no me hubiera sentido cómodo utilizándolo con este viento.

Así que me coloco a sotavento, busco una buena roca sobre la que colocar mi cámara, apoyada en las bean bags (algo que también aprendí de Marcos), y dispongo mi mochila a modo de improvisado asiento. Hay bastante bruma en el horizonte, y ni rastro de Ibiza, que con mejor visibilidad resulta muy fácil de ver desde aquí arriba. La cosa no pinta demasiado bien…

Todavía quedan unos minutos de tensa espera hasta que salga el Sol. Al otro lado del teléfono, en Mallorca, Marcos me anima con sus mensajes de telegram. Son instantes de expectación máxima!!!

6:45

Ni rastro del Sol. Comienzo a perder la esperanza: lo más probable es que a causa de la bruma, no sea visible hasta varios minutos más tarde, cuando ya haya pasado la ocasión de ver Mallorca… En fin, he disfrutado de la experiencia y del intento…

Un momento! De repente, el astro rey despunta sobre el horizonte, en un intenso y precioso color rojo

Aparece el Sol desde el Puig Campana

Pegado al visor de la cámara y al cable disparador, observo con gran emoción como el Sol, con un intenso tono rojizo en todo momento, continúa su trayectoria ascendente. De pronto, un objeto parece interponerse ante él, eclipsando una pequeña parte del disco solar. Segundos después, no queda duda: es la Mola de s’Escop!!

Tramuntana desde Alicante

Gracias a la nubosidad, que actúa de filtro natural, puedo mirar a través del teleobjetivo sin que resulte perjudicial para mi vista. Además, el color rojizo que aporta este filtro natural, unido a las deformaciones del disco solar a causa de las distintas densidades del aire, hace que la imagen sea de una gran belleza. Todo ello, sucede por encima de la cresta de mi querida Serra de Bèrnia, para poner el broche de oro al asunto…

Finalmente, el Sol avanza lo suficiente como para enmarcar ambos picos, como estaba planificado. Claramente visibles, y sin ningún género de dudas, se pueden apreciar las siluetas de la Mola de s’Esclop y el Puig de Galatzó, a 258 kilómetros de distancia de mi posición, en la cumbre del Puig Campana (1.410 msnm).

Aprovecho para realizar una toma más amplia, metiendo toda la Cresta de Bèrnia en el encuadre:

Bèrnia y Tramuntana

Todavía maravillado por la visión que acabo de tener, observo como el Sol continúa ascendiendo. Tan pronto como sube lo suficiente, las siluetas de las montañas de Tramuntana desaparecen, tan mágicamente como aparecieron, cerrando por hoy el “agujero de gusano”, y dando por finalizada la sesión fotográfica. Bufff, ha sido increíble.

Estoy un poco aturdido por el cansancio y por no haber dormido, pero soy consciente de que he vivido uno de los instantes más especiales de mi vida, y además he sido capaz de captarlo con mi cámara. La satisfacción es máxima, no puedo estar más contento.

Agradecer, una vez más, todo lo aprendido de Marcos Molina. Sin su ayuda no hubiera sido posible realizar esta toma.

A los demás, espero que os haya gustado, y haya podido transmitiros la gran emoción que he vivido esta misma mañana. Apenas he dormido, pero he querido publicar este post lo antes posible para compartir mi experiencia. Más adelante publicaré en LinkAlicante otro artículo, con más fotografías realizadas durante la sesión. Os invito a seguirme allí también.

Un fuerte abrazo y hasta la próxima, y gracias de antemano por vuestros comentarios!!

 

Material fotográfico utilizado

 

Enlaces de interés

 

Apariciones en prensa

 

Valoración del artículo

Te ha gustado este artículo? Gracias por dejar tu valoración!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (22 votos, promedio: 4,64 de 5)

Cargando…

Suscríbete si te ha gustado

No te pierdas mis nuevos artículos!

Introduce tu email para suscribirte y recibir mis nuevas publicaciones cómodamente. No envío spam ni comparto tus datos con terceros.

Únete a otros 20 suscriptores

Sobre el autor de este artículo

Fernando Prieto

Soy un fotógrafo autodidacta, desde el año 2007, que persigue su sueño de vivir de aquello que le apasiona: la fotografía, la montaña y los viajes.

22 comentarios en “La Serra de Tramuntana desde el Puig Campana”

  1. Bellísimas fotos…transmiten inmensidad..las salidas del sol tienen un colorido diferente…a las puestas de sol los naranjas…me encantan…regalame una para poner en mi pag…un saludo cordial desde palma de Mallorca..

    • Hola Betty! Muchas gracias, me alegro que te gusten. Puedes usar las fotos que he publicado en el artículo sin problema, saludos!

  2. Emocionada del color, de la intensidad y del amor a la belleza de nuestra madre tierra. Hermoso momento haberlo presenciado , Enhorabuena amigo.

    • Muchas gracias amiga, a ver si pones fuertes esas “patas” y puedes disfrutar de momentos así desde las cumbres, jiji!!

  3. Fernando, muy buenas. Espectacular el momento.
    Viendo que llevabas una E-M5 mark II de Olympus, no has optado por comprarte un adaptador para utilizar ese 70-300 de Nikon manualmente (si no tienes el objetivo de Olympus) en dicha cámara? La ampliación hubiese sido de 150 mm más, Muy interesante para repetir en otra ocasión.

    Gracias por contar tu experiencia.

    • Hola Raúl!! Pues sí, sería muy buena opción como dices, para ganar unos milímetros más de focal! ¿Tienes experiencia con estos adaptadores? Yo tengo que reconocer que no, pero tomo nota del consejo. Muchas gracias por comentar y por la sugerencia, un abrazo!

  4. Hola Fernando. He disfrutado de tu artículo. Ha sido un placer compartir tu aventura, teniendo en cuenta los años que llevamos comentado la materialización de este sueño. Como bien me comentabas en mi Face, es difícil explicar con palabras la fascinación generada por esa efímera visión de “la otra orilla”, tan sumamente lejana. Pocas imágenes ofrecen un mensaje tan emotivo como éstas, aún y todo considerando su carácter únicamente testimonial/documental. Me alegro de que mi ayuda te haya sido de provecho. Como en todos los ámbitos de la vida, las experiencias van sumando y con el tiempo uno depura técnica y logística, lo que deriva en resultados cada vez más satisfactorios. Aunque no está de más recordar que la meteo siempre tiene la última palabra, me alegro que esta vez hayas tenido suerte. No olvidemos esa parte oculta del trabajo, que nunca sale a la luz: vértigos, decisiones salomónicas, salidas frustradas, etcétera. Keep up the good work! Abrazo.

    • Marcos, qué puedo decirte que no te haya dicho ya… Esta foto no hubiera sido posible sin tus conocimientos, sin tu apoyo… Y desde luego, si no hubiera descubierto las tuyas hace años… Aquí se materializan una serie de conexiones Alicante-Mallorca bastante mágicas, que no dejan de sorprenderme…
      Muy significativo lo que menciones de las “decisiones salomónicas” y ese vértigo previo a estas salidas… y por supuesto las salidas frustradas. Todo ello hace que cuando uno logra estas imágenes, sean todavía más especiales, si cabe. Un fuerte abrazo!

  5. Muy bueno. El eclipse de montaña, un concepto genial. Curioso que una bolsa de de semillas funcione mejor que un tripode. Felicidades por la foto.
    Muy a menudo estoy por las alturas y una obsesión mia es reconocer el Skyline, pero ayudarse del sol para las observaciones y fotografiarlo es demasiado.
    Vaya aliado te has buscado.

    • Hola “Lrotula”! Pues sí, a mí también me resulta curioso lo de la bolsa de semillas, pero lo cierto es que cuanto más lo utilizo, más me gusta. A mí también me ha obsesionado desde siempre el tema de las observaciones lejanas, al principio a simple vista, reconociendo siluetas y montañas… y ha acabado derivando en este tipo de observaciones/fotografías… Muchas gracias por comentar, saludos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.