Fotografiando el Eclipse Lunar

Apenas unos días después de mi fotografía de Mallorca desde Alicante con motivo de la alineación solar, llegaba otra efeméride fotográfica que no podía dejar escapar: el Eclipse Lunar del 27 de Julio de 2018. En esta ocasión, a diferencia de lo que es habitual, el eclipse se podría observar con la Luna todavía bastante baja en el horizonte, lo que daba la posibilidad de fotografiarla integrada con elementos del paisaje, como una montaña o una construcción. Esto fue lo que intenté, y os lo cuento con detalle en este artículo… seguid leyendo!

 

Agradecimientos

Antes de empezar, de nuevo tengo que agradecer a Marcos Molina todos sus consejos y lo aprendido de él. Marcos es un experto en este tipo de fotografías, como demuestra en su captura de la Luna Eclipsada sobre el Castillo de Capdepera, en Mallorca (entre muchas otras que pueden verse en su web).

 

La Planificación

Como decía antes, la idea era realizar una fotografía de la Luna integrada con algún elemento del paisaje: una montaña o pico significativo, una construcción atractiva, etc.

Con mis conocimientos de la geografía alicantina, y haciendo uso de una herramienta de planificación, tocaba buscar el motivo para llevar a cabo la imagen. Tras pensar y comprobar localizaciones durante unos días, di con un motivo atractivo y que resultaba factible para esta luna: El Castillo de Biar. Se trata de una hermosa construcción que data del siglo XII, situada en lo alto de un cerro que domina la población. Bien! Ya tenía mi motivo para combinar con la Luna Roja!

Para la planificación de este tipo de fotografías, utilizo The Photographer’s Ephemeris en su versión web (también está disponible para Android y iOs). Se trata de una de las diferentes aplicaciones disponibles para idear este tipo de tomas. A continuación podemos ver la planificación que realicé para la fotografía:

planificacion-eclipse-luna-castillo-biar
Planificación de la fotografía con The Photographer’s Ephemeris

Detalles a tener en cuenta en la planificación

  • Una sola toma: personalmente, para el uso de este tipo de imágenes, no me gusta la utilización de la doble exposición, es decir, combinar dos fotografías diferentes, una para la luna y otra para el motivo elegido. Cuestión de gustos…
  • Uso de teleobjetivo para mostrar la Luna lo más grande posible. En mi caso el Tamron 70-300 que debido al factor de recorte de mi cámara, me aporta una focal máxima de 450 mm en equivalente a 35 mm. Es una focal que se queda un poco corta para este tipo de fotos, pero es lo máximo que tengo actualmente en mi equipo.
  • Distancia al sujeto: al usar el teleobjetivo para mostrar la Luna grande, hemos de tener en cuenta situarnos a una distancia suficiente del sujeto a combinar con la luna, de forma que este quepa entero en el encuadre. En este cálculo, me apoyé en la herramienta Photopills en su versión Android, y en concreto en su funcionalidad “Campo de visión”. De esta forma, pude constatar que el castillo cabía entero en mi encuadre, aún usando la máxima focal. En mi caso, estaría a una distancia de 1,16 km del castillo.
  • Ángulo de elevación de la Luna: busqué una luna bastante alta, para evitar la interferencia de la bruma, típica en los meses de verano de calor y elevada humedad. El cálculo final fue con una Luna situada en un ángulo de elevación de algo más de 5 grados.
  • Hora de la toma: en este caso la fotografía se llevaría a cabo media hora después de haberse puesto el Sol. Un poco tarde y con la luz ambiente quizás demasiado baja, algo que esperaba compensar con la iluminación del propio castillo y la baja luminosidad de la Luna al estar eclipsada.
  • No interferencia de otros elementos: en este caso, presté atención al hecho de que las montañas del fondo no interfiriesen con la visión de la Luna y el Castillo de Biar. Todo parecía estar en orden.

 

 

Y llega el momento…

Tras haber realizado la planificación en los días previos, llega el “Día D”, y el momento de desplazarse al lugar de la toma, y verificar que todo está correcto. En mi caso lo hice con tiempo suficiente, y tenía un “Plan B”, por si algo fallaba. Pero todo parecía estar conforme a lo planificado…

Situé mi trípode en posición, y me dispuse a unos minutos de tensa espera…

Finalmente, la Luna eclipsada hizo su aparición, un poco más tarde y más a la derecha de lo previsto. Tras una primera carrera para corregir la posición, realicé una serie de tomas, y así asegurar al menos una fotografía. La primera de las tomas conseguidas fue la que os muestro a continuación, donde se puede apreciar cómo el tenue brillo de la Luna queda un tanto eclipsado (valga la redundancia) por la iluminación del Castillo de Biar:

Luna eclipsada sobre el Castillo de Biar

Datos de la toma:

  • Una sola exposición
  • Distancia focal: 300 mm (450 mm en equivalente 35 mm)
  • Ligero recorte para aumentar tamaño aparente de la Luna
  • f 5.6
  • 1/2 s
  • Iso 400
  • Trípode y cable disparador
  • Edición en Photoshop Camera Raw

Lo bueno de esta localización es que me permitía desplazarme bastante, así que después de asegurar esta primera fotografía, me pegué otra carrera por la zona (había que verme corriendo en la oscuridad trípode en mano 🤣🤣) para reencuadrar la Luna y el castillo, logrando la segunda imagen:

Esta segunda instantánea, con la Luna recortada tras la esquina del torreón del castillo, era la imagen preconcebida que desde el principio tenía en mente. En este caso, una alambrada se interponía entre mi cámara y el castillo, invalidando la fotografía. Gajes del oficio.

Para acabar, quise realizar una última fotografía, con la Luna más alta por encima del castillo, estableciendo así un diálogo entre ambos elementos, en diagonal. Es la que os muestro a continuación. En este caso he optado por un ligero recorte en formato 4/3.

_DSC0368-luna-roja-eclipse-luna-llena-castillo-biar

En este último caso, el contraste entre las luces del castillo y la Luna era demasiado grande, quedando sobreexpuesta la iluminación de la fortaleza, algo que he podido corregir, parcialmente, en la edición.

 

Error de cálculo y aprendizaje

  • Como decía antes, el cálculo de la planificación no fue todo lo preciso que me hubiera gustado, y de ahí que las fotografías resultantes sean mejorables. En mi opinión, la aplicación The Photographer’s Ephemeris debería permitir introducir una altura manual para el “pin obstáculo” (pin gris o secundario). De esta forma, se podría afinar el cálculo. Otro problema es que la vista satélite no es plana, sino con perspectiva, lo que dificulta establecer de forma precisa la ubicación del pin secundario.
  • Otro problema que me encontré en este caso, es que la luz ambiente en el momento de la toma era ya muy baja, de forma que resultaba difícil no sobreexponer las luces del castillo. Esto fue culpa mía.
  • Todo esto lo considero aprendizaje, ya que lo cierto es que no tengo mucha experiencia en este tipo de fotografías: era la primera vez que intentaba fotografiar la Luna junto a una construcción o castillo. Así pues, contento con el resultado, aún siendo consciente de que hay mucho margen de mejora.

Y hasta aquí, este artículo sobre la fotografía del Eclipse Lunar con el Castillo de Biar. Espero que hayáis disfrutado con su lectura, y no olvidéis dejar vuestra aportación en los comentarios.

 

Cuéntame tu opinión!

¿Os han gustado las fotografías resultantes? ¿Tenéis experiencia realizando este tipo de imágenes? ¿Cuál es vuestra experiencia con las herramientas de planificación? Gracias por comentar, y hasta la próxima!

 

Material fotográfico utilizado

 

Valoración del artículo

Te ha gustado este artículo? Gracias por dejar tu valoración!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 4,90 de 5)

Cargando…

Suscríbete si te ha gustado

No te pierdas mis nuevos artículos!

Introduce tu email para suscribirte y recibir mis nuevas publicaciones cómodamente. No envío spam ni comparto tus datos con terceros.

Sobre el autor de este artículo

Fernando Prieto

Soy un fotógrafo autodidacta, desde el año 2007, que persigue su sueño de vivir de aquello que le apasiona: la fotografía, la montaña y los viajes.

2 comentarios en “Fotografiando el Eclipse Lunar

  1. Magnífica elección este sugerente monumento medieval como contrapunto a la luna eclipsada. Como en todo, no se puede llegar y besar el santo, pero visto lo visto, poco te falta. Este tipo de fotografía implica una larga curva de aprendizaje para dominar todos los detalles implicados y creo que ya tienes mucho terreno ganado. No hace falta que te diga “te animo a que sigas”, porque ya has descubierto por ti mismo la adicción que crea este tipo de proyectos mágicos. Ojalá te decidas a seguir en esta línea aprovechando el enorme potencial que tienes en el paisaje de Alicante. Un abrazo.

    • Muchas gracias Marcos. Esta de las lunas es una disciplina a la que me he enganchado “por tu culpa”, y la verdad es que me está gustando. Prefiero los motivos terrestres naturales, como montañas o rocas significativas, pero bueno, los castillos como este de Biar también son una buena alternativa. Un abrazo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.